image_50419969.JPG
image_50386689.JPG

CASA CLUB SANTA HELENA

Macondo Tlum Fase II
Tulum Quintana Roo

TADD arquitectos
www.tadd-arquitectos.com

     En busca de un nuevo comienzo, José Arcadio Buendía junto a su familia emprendió el viaje en búsqueda de lo que sería su hogar, Macondo, donde a lo largo de 100 años grabarían sus recuerdos en lo que es una de las novelas más significativas de la literatura latinoamericana, bajo la pluma del autor Gabriel García Márquez, 100 años de soledad.

     Macondo fue fundado en el lugar más fresco de la orilla del río, bajo la clarividencia del sueño que tuvo José Arcadio, de las casas con paredes de espejos, así se concibió la composición arquitectónica de nuestro complejo habitacional, donde el agua reflejante y el paisaje selvático juegan el papel principal.

     La perfecta caracterización de las formas y concepciones no solamente de Colombia sino de la Latinoamérica que logró plasmar García Márquez en la novela, quisimos reflejarlas en la composición arquitectónica de los elementos que de forma piramidal brindan la sensación de surgir de la selva buscando crear volúmenes de altura y bajos en forma escalonada que transmite la trascendencia de la historia de Tulum con sus ruinas arqueológicas y sus grandes paisajes selváticos, que se vierten en la doble fachada con departamentos frontales y posteriores.

     Asimismo, la materialidad y la estructura también son parte de esta sinergia entre la historia y el paisaje, por lo que, se utilizó el material ancestral maya chukum, a base de la corteza del árbol del mismo nombre y concreto, el cual funge como recubrimiento de los muros y columnas tanto en interiores como exteriores, al interior se combinó con las maderas de los pisos y muros, mientras que en el exterior, se refleja en las columnas expuestas de los balcones que son de concreto pigmentado a base de chukum, combinado a la vez con los carrizos, el marco de madera y soca que funciona como barandal, también en la alberca se destaca en conjunto con materiales endémicos de la región.  

     Siguiendo la misma línea, al Restaurante lo rodea un muro de mampostería de forma circular que va en ascendencia de menor a mayor, así como un cuerpo de agua, mientras que su techo es una cumbrera tipo choza de bambú y paja. Incentivamos la conservación del lugar, por esta razón la vegetación fue respetada en el diseño arquitectónico para que fluyera con su entorno.

    Creemos y queremos que el usuario de este espacio mágico cree recuerdos y experiencias de vida, rodeado de una atmosfera de nostalgia y calidez que las familias mexicanas crean en sus hogares, así como los Buendía en Macondo. 

image_50386689.JPG
Auditorio1.jpg
image_67165697.JPG
image_50364929.JPG
image_50408193.JPG
PERSPECTIVA3.jpg
image_6487327.JPG
boceto scan copy.jpg
image_6487327 (1).JPG